¿Una boda en invierno?

Las bodas de invierno me encantan. Aunque muchas penséis solo en el frío, la época invernal tiene una luz mágica.

Una de las razones por las que me gustan las bodas en invierno es simplemente porque huyen de lo convencional. Me gusta organizar bodas diferentes y originales, por eso una boda en esta época del año me parece ideal.
Además, me encantan las capas con capucha para abrigar a las novias!! En verano haría demasiado calor para llevarla, pero en invierno es el complemento perfecto; elegante y poderoso.
Otra de las ventajas de casarse en invierno es el hecho de poder elegir una fecha y un espacio sin problemas de listas de espera. Incluso podéis aprovecharos de precios más atractivos, al tratarse de la temporada baja de bodas.
Podréis disfrutar de la tranquilidad máxima y estar rodeados de paisajes nevados que quedarán preciosos en las fotos.

Paula